Animales de Compañia cuidado con el termino no todos lo son

Profesor Pelusa. Cada día me asombro más al saber que gran cantidad de especies animales se  incorporan  en nuestros hogares, a todos los clasifican dentro de una misma categoría “Animales de Compañía”, que fácil es colocarle un nombre o catalogar una especie sin saber nada o muy poco de ellos.

Muchas veces al verlos ofrecidos tras una mampara en una tienda de mascotas le he preguntado al dueño y o a los dependientes que saben de ellos, la respuesta fácil es “son muy mansos y fáciles de alimentar” y respecto a su comportamiento , me responden “no se preocupe rápidamente se acostumbran a convivir con Ud. en su casa” , y de donde vienen cual es su procedencia muchos me responden “de un criadero”, al solicitarles mayores antecedentes al respecto sus respuestas normalmente son evasivas sin entregar ningún antecedente concreto al respecto o bien molestándose por mi insistencia.

Por último cuando les pregunto que si en caso de enfermedad quien podrá auxiliarme, la respuesta es fácil y rápida “cualquier veterinario “, lo que en realidad es falso de falsedad absoluta, no todos los excelentes profesionales que existen en todos los países del mundo ni saben ni están especializados en todas las especies. Si bien durante sus estudios adquirieron algún grado de conocimiento respecto de todas las especies animales son todos ellos de carácter general y necesitan de una especialización más específica para tratarlos con propiedad igual como sucede con los médicos humanos.  
Si bien hoy en varios países se prohíbe el contrabando ilegal de muchas especies, otros hacen la vista gorda y no le dan la verdadera importancia que se merece.

No solo se pone en peligro la vida o subsistencia del propio animal, sin que en muchos casos el dueño o comprador no mide las consecuencias y ni hablar del vendedor que solo lo inspira un ánimo de lucro personal a la hora de ofrecer tan atractivo producto.

El proceso de domesticación y o acostumbramiento que requiere un animal para vivir en cautiverio es largo y no exento de dificultades, estudiar su comportamiento, habituarlo al entorno humano donde se desarrollara necesita de un arduo trabajo por parte de los especialistas zoólogos que interactúan con ellos.

El problema además muchas veces se agrava ya que algunas historias llevadas al cine hacen aparecer a ciertos animales como dóciles y fáciles de domesticar, pero la realidad no es así, puede que en algunos casos muy puntuales se  haya logrado éxito, pero la mayoría ha desembocado en un total y absoluto fracaso y no ajeno de graves consecuencias.

Es muy raro que un recién nacido no se muestre dócil, todos al nacer son desvalidos y necesitan de su madre quien cumple un papel fundamental a la hora de prepararlos para su desarrollo, pero eso no significa que con el solo hecho de adquirirlos de pequeños este ser desarrollara un carácter afable y o amable para siempre con su dueño.

Sus genes son los transmisores de su futura convivencia con el entorno, y tarde o temprano serán ellos quienes guíen su accionar. Un primate, una serpiente, un camaleón, o simplemente una pequeña ardilla no son animalitos que estén preparados y o acostumbrados a vivir en las ciudades y menos en el encierro de una jaula dentro de casa, sus comportamientos aun siguen siendo salvajes y pasaran muchas generaciones para que estos animales logren realmente poder adaptarse a la vida en una sociedad de humanos.

Deberán haber sido criados en cautiverio, sus padres, sus abuelos, bisabuelos, tatarabuelos etc., mucho de sus antepasados para recién con algún grado muy pequeño de certeza poder asegurar que están medianamente acostumbrados a vivir y compartir su vida con los humanos, en una casa cualesquiera de alguna ciudad en el mundo.

Recién ahí podremos confiar que ese amigo está acostumbrado a que se les manipule como solemos hacerlo los humanos, que acepte nuestras caricias, se alimente sin dificultad y pueda sociabilizar con el resto de las especies que si ya se ganaron un lugar dentro de nuestra sociedad.

Ultimas preguntas

Nos regalaron una ardilla y tenemos niños pequeños son una buena mascota

Más consultas

Artículos sobre otros Animales de Compañia

Armonía en un Acuario

Comportamiento de mi Iguana (1,2 y 3)

¿Debo tener un filtro en mi acuario?

Erizo de Tierra (1y2)

Serpientes como mascotas: la responsabilidad de tenerlas

El hurón, otro de nuestros amigos

La Cobaya (1y2)

Porque debo analizar el pH del agua de mi acuario

Mi primer acuario

Medicina Holística, las terapias alternativas en mascotas

Criadores de Animales: Producción v/s Reproducción