mascotas
HABLEMOS DE GATOS
Como enseñar a mi gato el uso del cajón sanitario

El aprendizaje de la utilización del Cajón Sanitario es crucial e indispensable para la convivencia entre el gato y su amo, no existe creo yo algo  más molesto que nuestro amigo haga sus necesidades en cualquier lugar de la casa, y de hecho es una de las principales  consultas, que me hacen llegar mis lectores, como problemas de  comportamiento.

Genéticamente nuestro amigo felino, dentro de su habitual comportamiento elije una zona dentro de su  territorio para efectuar sus eliminaciones y esto normalmente es  reforzado por su  madre  quien es la encargada de enseñarle al cachorro el uso del cajón sanitario, (será mas fácil si ella lo utiliza) normalmente cuando nuestro amigo cumple un mes de vida es cuando este  comienza a comer comida sólida y a defecar los restos de esas comidas, en ese momento su mama ya no ingiere más la materia fecal ni su orina  y le enseña a ir al cajón sanitario. Tu como amo debes reforzar este aprendizaje manteniendo siempre el cajón en un lugar tranquilo, nuestros amigos necesitan estar relajados y sentirse seguros en ese lugar , además es muy importante realizar una correcta limpieza del mismo, la materia fecal se debe eliminar diariamente y un cambio general de arena o piedritas debe hacerse una o dos veces por semana, si bien lo anterior  dependerá de la cantidad de piedritas impregnadas con orina lo que muchas veces es difícil de identificar, lo más conveniente es retirar la capa superior una vez en la semana y cambiar todo el contenido la segunda vez que lo hagas.

No se debe permitir bajo ningún concepto que el  haga sus necesidades en el jardín o en la tierra de un macetero, estás prácticas son antihigiénicas ya que no se puede eliminar las deyecciones de esos lugares con el agravante que podrían ser fuente de parásitos para el mismo y para las personas. Si ves que él  intenta ir a alguna maceta,  puedes cubrir la tierra de esta con un plástico, o con piedras más grandes que las sanitarias o colgarla si es posible. En el caso de que  intente hacerlo en el jardín,  puedes ponerle obstáculos o plásticos en el lugar elegido. Si nuestro amigo que utilizaba normalmente su cajón sanitario  de repente deja de hacerlo, deberás pedirle una consulta a tu veterinario lo antes posible ya que esta actitud puede corresponder a un problema orgánico, que deberás desechar primero y si no es así cambiar el tipo de arena, que le puede dañar sus patas  o limpiar más a menudo el cajón y observarlo con mucha detención para averiguar la causa probable de ese cambio de comportamiento. Distinguir cual es el lugar elegido como el baño de nuestro amigo resulta bastante fácil, pues siempre o casi siempre se dirigen al mismo, por lo que colocar el cajón sanitario en el lugar adecuado no es difícil si te das el tiempo para observar sus movimientos diarios, nosotros somos los encargados de enseñar a nuestra mascotas los hábitos de convivencia, única manera de mantener con ella una sana y duradera relacion.