Puedo enseñar a mis palomas

Antes de explicarte cómo puedes enseñar a tus palomas, te daré  algunas indicaciones de importancia para que tengan una apariencia excelente y gocen una buena vida en cautiverio. Una de las grandes claves de la atención a estos animales es el cuidado de sus plumas.

Las plumas de las alas son de reposición muy lenta, por lo que si se les cortan  se deberá esperar meses para que  recobre la normalidad en su ala. Las plumas de la cola se reemplazan rápidamente y a una paloma que no vuela hay que ayudarle a tirar sus plumas muertas. Es necesario que aprendas a conocer cuáles son las  plumas muertas de la cola, casi siempre son las están quebradas, te darás cuenta porque al darle un tirón seco saldrán sin sangre y a tu paloma no le dolerá.  No tengas miedo, generalmente cuando la pluma es extremadamente larga ya está muerta. Quitando las plumas muertas ayudamos a que la paloma pueda tener un mejor vuelo y a la vez, le permitimos que crezcan las nuevas.

Es importante aprender a distingir su sexo. Las palomas macho mantiene una postura esbelta y elegante a diferencia de la  hembra que  nunca tendrá una posición esbelta  y será más asustadiza. Por eso los magos utilizan siempre machos en sus presentaciones. La hembras también se reconocen  porque son mas  ariscas y al acercarles la mano de frente, levantan sus plumas y bajan su cabeza, sobre todo cuando está en periodo de celos. Además generalmente son más gruesas que los machos.

No hay que separar una pareja que esté empollando si realmente quieres que las criaturas nazcan sanas. Curiosamente, el macho pasa mucho tiempo calentando los huevos. En otras palabras, la pareja reproductora realiza una labor conjunta.