Como tiene que ser la jaula de mis PALOMAS

La jaula debe tener espacio suficiente para que puedan saltar de un lugar a otro, es necesario tenerles algunos elementos de juego, del tipo balancines, de modo que al pararse en cualquiera de ellos estos cambien de posición, eso les mantiene su agilidad y les da viveza para solucionar problemas repentinamente inesperados.

Si tienes una de tamaño grande  sería lo ideal ya que le permitirá a las palomas hacer pequeños vuelos, si no puedes, porque no dispones de espacio para una jaula así, entonces acostúmbrate a tomarlas y a lo menos dos veces por semana permíteles hacer algunos vuelos en una habitación cerrada.

Una técnica muy importante en la domesticación de tus palomas es que tengan contacto contigo, que sientan tus manos como un lugar seguro, para que  se acostumbren a ello, debes ser tu quien siempre les dé su alimento y le pongas su agua, además de acariciarlas diariamente.  

Nuestras amigas  requieren sol, pero no exceso de calor, puesto que se sofocan y mueren,  al mismo tiempo deben tener sombra, dejándolas a  ellas decidir cuando toman sol y cuando estar a la sombra, por lo que la jaula debe estar en un lugar ventilado donde el aire cambie continuamente, coloca las varillas y columpios para que las palomas se paren de modo que ninguna quede encima de otra, si no se cumplirá la ley del gallinero, que dice ” El de más arriba, “embarra” al de más abajo”.

Debes evitar que el depósito del agua y de la comida quede debajo de cualquiera varilla  ya que si no caerán dentro de estos sus deposiciones en breve tiempo, contaminándolos, recuerda que esos utensilios deben ser limpiados mínimo una vez al día, dejándoles agua y comida fresca.

Las palomas comerán todo lo que les des de alimento, ellas tiene la tendencia a acaparar semilla para los momentos en que les falte, lo que les permite vivir sin comer ni beber por varios días. Pero, si tu les das su alimento a diario en exceso, las engordarás al punto que no estarán en condiciones de volar y apenas de parase. Determina la ración justa para que ellas mantengan su esbeltez y agilidad.

Coloca una vez a la semana alguna lechuga, un trozo de manzana o media naranja en la jaula para que ellas picoteen, así se abastecerán de vitaminas, y por la tarde retira estos elementos de la jaula.