Cómo mantener un acuario ?

Cuidados diarios

Encendido y apagado de las luces: la luz del acuario debe estar funcionando entre 10-12 horas diarias y, en la medida de lo posible, hay que encender y apagar la luz en el mismo horario, de forma rutinaria. Para facilitar esta tarea es recomendable usar un temporizador.

Revisar la temperatura: actualmente, con los termocalefactores existentes en el mercado, mantener la temperatura en el rango ideal es una labor muy sencilla, ya que únicamente hay que revisarla una vez al día para verificarlo.

Filtrado: es preciso revisar y comprobar si los filtros o la bomba de aire funcionan correctamente, puesto que un mal funcionamiento de los mismos puede acarrear problemas tanto a los peces como al agua del acuario en el momento de oxigenar constantemente las bacterias nitrificantes.

Alimentación: a los peces hay que alimentarlos dos o tres veces al día y en una pequeña cantidad cada vez con repetición: así se acostumbra a los peces a comer en un breve período de tiempo y evitamos que la comida caiga al fondo. Además del alimento seco que se vende en tiendas, podemos darles alimento vivo como, por ejemplo, artemia salina o daphnias. En el primero de los casos conviene realizarlo para alimentar a las crías de peces y en el segundo, para estimular al resto.

Cambio de agua: para mantener la calidad del agua de tu acuario lo ideal es realizar cambios parciales una vez por semana que correspondan al 20% del total. Para realizar esta labor es recomendable la utilización de un sifón. Este elemento saca agua del acuario al mismo tiempo que se va limpiando la mugre acumulada en el fondo. Al llenar nuevamente el acuario es sumamente importante que utilices los productos que eliminan el cloro del agua y que ayudan a proteger la mucosa de los peces. El agua que agregues debe estar a la misma temperatura que la que tiene el acuario.

Mediciones: es vital mantener las condiciones del agua en buen estado, por eso tendremos que medir nitritos, pH, Kh y Gh una vez a la semana