¿De donde vienen los gatos?

El origen de los gatos se remonta a 12 millones de años, momento en que los felinos comenzaron a poblar la Tierra. Sin embargo, fue hace 4.000 años cuando empezó su domesticación. En aquellos tiempos, los egipcios decidieron utilizarlos para mantener a las ratas lejos de sus almacenes de alimentos.
Después, otras antiguas civilizaciones empezaron a usarlos como animales domésticos y fueron los fenicios quienes los llevaron a Italia, desde donde se extendieron al resto de Europa. Aunque se asociaba con el diablo durante la Edad Media, el gato se convirtió en un animal casero muy popular en todos los rincones del mundo en el siglo XVIII.

(Leer más sobre sus origenes)