Las mascotas y su vida sexual

Nuestras mascotas son capaces de desarrollar una sexualidad mucho más compleja de lo que se creía hace algunos años....

La masturbación, la bisexualidad y la homosexualidad aparecen en muchos de nuestros amigos ya sean estos machos o hembras, y tanto cuando están en solitario o como en grupo.

Muchas veces me consultan respecto del comportamiento que tiene un perro cuando abraza mi pie y realiza movimientos como intentando tener un acto sexual con una hembra. Otras preguntas versan sobre la actividad sexual entre dos machos, que se montan permanentemente incluso logrando eyaculación, igual que -aunque sin las mismas pruebas de consumación del acto- entre dos hembras, y por ultimo preocupan mucho a mis lectores algunas conductas que ven en sus mascotas en relación a juguetes (monos de peluche, almohadas, etc.). En algunos casos vemos cosas como las que muestra la fotografía, que no es truco sino una realidad.

Debemos tener en claro que la conducta sexual en los animales es compleja, y es motivo de estudio de muchos científicos, pero no obstante el deseo sexual existe y está presente en todo ser vivo, por ende no debería extrañarnos ese comportamiento en nuestros amigos, en la gran mayoría de los casos cuando éste siente el deseo busca la manera de satisfacerlo a fin de liberar esa energía. Los estudios demuestran que todo animal flexible capaz de doblarse sobre sí mismo realiza prácticas de autoerotismo y son frecuentes las muestras de onanismo o masturbación.

Las técnicas utilizadas para autoexcitarse en el mundo animal son muy diversas, por ejemplo algunos pájaros se rozan con tierra o hierba, los burros arrastran su pene contra el suelo, los felinos como los leones estimulan sus genitales con sus palmas o manos, los ciervos rozan su cornamenta, los primates y los murciélagos también utilizan sus patas o manos, un tipo de macacos rhesus o bonobos estimulan sus pezones, etc. Asimismo, la práctica de utilizar objetos inanimados para masturbarse, como troncos, piedras, cajones, alfombras, incluso los neumáticos de nuestro coche, es utilizada de forma habitual por muchos animales, por lo tanto cuando observemos a nuestra mascota en alguna actitud de este tipo no debemos regañarle o reprimirlo de manera inmediata, siempre y cuando su actitud no sea la más ‘adecuada’ con el objeto en cuestión, como el caso de nuestra pierna.

No obstante, observemos su comportamiento. Si sus manifestaciones son esporádicas, hay que dejar que satisfaga su instinto sexual. Si ese comportamiento se torna en algo habitual tendremos que contactar a un especialista en comportamiento animal, pero debemos también saber que cuando son cachorros, o en sus primeros años, presentan este comportamiento de manera más frecuente que cuando entran en su etapa adulta.

Ahora bien, el someterlos a una esterilización quirúrgica no es ninguna garantía de corrección de dicho comportamiento. Generalmente las cirugías se realizan como una forma de prevenir la proliferación de las especies cuando son animales callejeros o que salen permanentemente sin sus dueños a pasear a la calle, como es el caso de los gatos, o bien cuando los amos tienen varias mascotas de diferente sexo en casa y no quieren que se apareen.

La fotografía de este articulo muestra el comportamiento sexual de dos especies distintas, puede parecer a vista de muchos como algo gracioso, pero no es así; muchas de nuestras mascotas, para satisfacer sus instintos buscan cualquier forma de lograrlo. El estrés causa en una gran cantidad de casos comportamientos sexuales diferentes en nuestros amigos, el aburrimiento de no salir y compartir con otros congéneres ayuda poco a una vida feliz, y la falta de cariño es muchas veces también la causas de diferentes conductas sexuales. Hay otras teorías: el doctor Boeckman, estudioso del comportamiento sexual en los animales, asegura que aquellos que viven en manadas, como lobos, leones o primates, especies del mismo sexo, se alían entre sí en una red social compleja para obtener protección y ayuda de manera recíproca.

Sólo una reflexión, la discriminación sea cual fuere el origen, forma, sexualidad, aspecto o color en el mundo animal, no existe. Sus comportamientos nos demuestran día a día cuán solidarios pueden ser. Aprendamos de ellos, la tolerancia y el respeto es un buen camino para estar en paz.

firma