Animales exóticos: nuevas mascotas

 

“Tener un animal exótico en casa se ha convertido en una moda, pero no es un juego…”

Al parecer el hecho de tener una mascota se ha convertido en una moda, muchas personas hoy en día buscan distintas especies como animales de compañía.

El problema es que no tomamos conciencia de lo que estamos haciendo. Existen lugares que ofertan estos animales sin contar con la experiencia de las necesidades que estos seres requieren para su subsistencia. El tener un animal exótico en casa no es un juego, pero éstos, además de ser peligrosos en algunos casos, no dan cariño como una mascota tradicional e implican unos cuidados especiales, lo que suele conllevar su abandono y el consiguiente perjuicio para el entorno.

La reciente noticia de la picadura de una serpiente de cascabel a un hombre que tenía en casa ocho boas demuestra el peligro que supone la tenencia de estos animales y el abandono de algunas especies, preocupa además la gran cantidad de iguanas, arañas, loros o tortugas y serpientes que se tienen en casa y es más frecuente su compraventa a través de internet, en la mayoría de las ocasiones de manera ilegal.

A qué peligro nos enfrentamos? Por una parte al ser animales que no han sido domesticados y por ende no están acostumbrados a vivir fuera de su entorno se conoce poco o nada respecto de su comportamiento, agregando además que frente a cualquier enfermedad que contraiga nuestro amigo no tendremos muchos veterinarios a quien acudir, ya que no todos son especialistas en la fauna salvaje, y por ultimo para cumplir con sus hábitos alimenticios requieren adquirir alimentos en algunos casos escasos y que no se encuentran en cualquier tienda de mascotas.

Además como no conocemos su comportamiento, nos pueden atacar en cualquier momento al sentir que algún movimiento nuestro les resulte extraño y pueda constituir para ellos una amenaza. El último hallazgo han sido tres crías de caimán procedentes de México que los agentes descubrieron en un envío postal, con una cinta rodeando todo su cuerpo para evitar que se moviesen durante el trayecto y no fuesen descubiertas ¿Qué podrá hacer una persona cuando decida tener este ejemplar como mascota en casa y su amigo no esté contento y decida morderlo, qué interacción podría tener un cocodrilo contigo, lo sacarás a pasear todos los días al parque, cuando empiece el invierno y las temperaturas desciendan, cómo lograrás que sobreviva, le comprarás un abrigo o calentarás tu casa, y la humedad que requiere su cuerpo cómo la obtendrá? Son muchos los inconvenientes, por lo que se debe meditar mucho antes de adquirir cualquier animal como mascota.

Con tal de vender estas especies muchas veces nos aconsejan darles alimentos probados para otras especies, que si bien son aceptados por nuestra nueva mascota en primera instancia son sólo un complemento de su verdadera dieta y el que ingieran solamente un tipo de alimento les trae tarde o temprano problemas físicos serios que lamentablemente a la larga hacen que sea muy difícil su existencia y terminan falleciendo por falta de cuidados.

Eso por una parte, y por otra, como generalmente se recibe poca información respecto de la especie que estoy adquiriendo, pensamos que se quedará en el tamaño cuando la adquirimos, pero no es así, una iguana puede llegar a medir más de 1.50 metros en su edad adulta, y ¿qué hacemos en ese momento? Optar por lo fácil, dejarla en el campo abandonada , llevando consigo otro problema ya no para el propietario irresponsable sino para el medio ambiente, puesto que contaminamos el área de especies autóctonas y destruimos el equilibrio natural existente en cualquier zona, independientemente del riesgo que puede sufrir cualquier persona que viva en el lugar al encontrarse con uno de ellos.

Debemos entonces tener claro que no son animales que deben vivir en un piso fuera de su entorno natural, y si se les obliga a ello no tienen ningún tipo de adaptación y la gente no va a encontrar ningún tipo de cariño en ellos, ni de compatibilidad, ellos no nos entregan interacción como lo hace un perro, gato, paloma, etc., que están acostumbrados a convivir con los seres humanos y cuyas costumbres cada día se relacionan más con nuestra existencia (en muchos casos, les queda poco o nada de sus orígenes salvajes).

Si de verdad quieres a los animales la mejor manera de mostrar el cariño por ellos es dejarlos en su medio natural, no intentar adaptar a nuestras circunstancias ejemplares que van a sufrir gravemente, ya que tenemos otros ejemplares más apropiados y más acostumbrados al hombre. Si por casualidad te encuentras con uno de ellos mal herido bríndale toda la ayuda que requiera para que sobreviva, pero una vez recuperado, devuélvelo a su hábitat natural.

firma

 

20 minutos el popular entremascotas facebook youtube